Consejos para controlar la mancha bacteriana y la enfermedad de las hojas

Consejos para controlar la mancha bacteriana y la enfermedad de las hojas

Lo más probable es que te hayas topado con una mancha bacteriana en la hoja en algún momento, ya que afecta a una amplia gama de plantas.

Los jardineros pueden encontrar manchas bacterianas en las hojas de una amplia gama de plantas comestibles, incluidos frijoles, cereales, cucurbitáceas (calabazas), pimientos, Prunus (almendros, albaricoques, cerezas, duraznos y ciruelos), fresas y tomates.

De un vistazo, puede ser indistinguible de una mancha foliar por hongos, que tiene su propia gama de cultivos afectados pero tiene diferentes métodos de tratamiento.

Sin embargo, la mancha bacteriana de la hoja no se detiene en los cultivos alimentarios y también afecta a una amplia gama de plantas ornamentales.

Se sabe que las siguientes plantas son susceptibles a enfermedades bacterianas:

Acidovorax / Pseudomona

  • Crisantemo
  • Coreopsis
  • Espuela de caballero
  • Equinácea
  • Geranio
  • Impatiens
  • Lavanda
  • Mandevilla
  • Maravilla
  • Prímula
  • Boca de dragón

Xanthomonas

  • Begonia
  • Bellis
  • Espuela de caballero
  • Ficus
  • Margarita inglesa
  • Hiedra inglesa
  • Geranio
  • Hibisco
  • Lavanda
  • Matthiola
  • Photinia
  • Pointsettia
  • Ranúnculo
  • Rosa
  • Alhelí
  • Zinnia

¿Qué causa las condiciones bacterianas?

Una de las infecciones bacterianas más comunes que pueden enfrentar sus plantas, la mancha bacteriana de las hojas es en realidad un término general para las infecciones causadas por miembros de las familias Comamonadaceae, Pseudomonadaceae y Xanthomonadaceae.

La enfermedad de las manchas foliares es causada principalmente por tres géneros:

  • Acidovorax
  • Pseudomonas
  • Xanthomonas

NOTA: Acidovorax se distinguió recientemente del Grupo III de homología de ARNr de Pseudomonas y se agregó a una nueva familia, Comamonadaceae.

Tenga en cuenta que existen variaciones en las etiquetas de los productos que pueden incluir o no Acidovorax como parte del género Pseudomonas según este cambio reciente.

El hacinamiento y las condiciones húmedas permiten que las manchas bacterianas en las hojas se propaguen rápidamente de una planta a otra.

Puede invernar en restos de plantas como frutas, hojas, tallos o cancros de ramitas; haciendo que las condiciones frías sean una forma fácil de esconderse hasta que las condiciones sean más atractivas.

El riego por encima de la cabeza y el clima cálido conducen a los períodos más activos, y las gotas que contienen el patógeno en las plantas infectadas pueden transportarse a través de la circulación del aire.

La buena noticia es la La enfermedad bacteriana de la mancha foliar requiere condiciones bastante específicas para prosperar.

La enfermedad tiene una vida útil corta en agua o suelo que carece de materia vegetal.

Además, las bacterias que causan esta enfermedad de las plantas son débiles y requieren lesiones (generalmente causadas por daños por insectos) para infectar una planta.

La transmisión se transmite por semillas y es más probable que las hojas más viejas ofrezcan puntos de entrada.

¿Qué daño causa?

Los síntomas de la mancha foliar bacteriana son difíciles de distinguir de la mancha foliar por hongos, pero hay algunas diferencias.

El follaje de una planta hospedante infectada por Xanthomonas parecerá tener manchas negras o marrones.

Estos pueden incluir o no un halo amarillo y tienden a ser de tamaño uniforme.

Cuando están mojadas, las manchas se expandirán y, a menudo, se unirán, pero tendrán una apariencia más moteada cuando se sequen.

Acidovorax y Pseudomonas pueden aparecer a través de la hoja o estar confinados a los márgenes o entre las nervaduras de las hojas.

Estas manchas son generalmente más angulosas y tienen un aspecto marrón rojizo.

Estos puntos se secarán y las lesiones de entrada se volverán negras poco después de que comience la infección.

La siguiente fase del desarrollo de la enfermedad ocurre cuando las manchas se vuelven más numerosas.

Esto puede causar que las hojas se marchiten, amarilleen y se caigan.

La fruta infectada puede tener una apariencia irregular o mostrar manchas marrones hundidas.

Las quemaduras solares, la defoliación, las lesiones frescas y las deficiencias de nutrientes son todos los posibles efectos secundarios de esta enfermedad.

¿Cómo controlar las enfermedades bacterianas?

Actualmente no existe una cura para la mancha bacteriana, por lo que la prevención (control cultural) es el mejor enfoque.

El control cultural ayuda a reducir el riesgo de infecciones, mientras que los controles químicos reducirán, pero no eliminarán, las infecciones existentes.

Métodos de control cultural

Verifique para asegurarse de que las semillas estén libres de enfermedades y desinfecte sus herramientas antes y después de trabajar con plantas vulnerables.

Xanthomonas es especialmente conocida por infectar semillas, y el tratamiento de semillas infectadas con lejía es una tradición consagrada en los cultivos alimentarios.

El manejo de plagas es efectivo contra posibles infecciones al reducir el riesgo de lesiones que a menudo conducen a manchas de agua.

La humedad es un problema real cuando se lucha contra las bacterias, así que asegúrese de espaciar adecuadamente las especies vulnerables.

Esto, combinado con evitar el riego por aspersión (como el riego por aspersión o la exposición a la lluvia), son dos buenas formas de proteger las hojas.

Mientras tanto, asegúrese de un buen drenaje para que las plantas no queden en agua estancada.

En caso de que encuentre plantas infectadas, retírelas para evitar la propagación de la infección y considere usar la rotación de cultivos para introducir variedades de plantas más resistentes para privar a esta u otras enfermedades bacterianas de huéspedes viables.

Métodos de control químico

Cuando se trata de un brote existente, su primera reacción puede ser buscar fungicidas.

Estos no tendrán ningún efecto sobre los patógenos bacterianos.

En su lugar, deberá invertir en bactericidas diseñados para atacar la mancha bacteriana de la hoja.

Asegúrese de leer las etiquetas con atención y seguir las instrucciones para evitar causar más daño a su jardín.

La estreptomicina es un antibiótico de uso popular para tratar la tuberculosis y otras enfermedades humanas.

Si hace clic en este enlace y realiza una compra, ganamos una comisión sin costo adicional para usted.

Sin embargo, la estreptomicina (Agri-mycin 17 - estreptomicina agrícola) ha demostrado ser útil en el manejo de enfermedades de las plantas, especialmente contra la mancha bacteriana de las hojas.


Ver el vídeo: Enfermedad Alternaria en tomate - tizón temprano